El pesebre una sombra de la cruz

El clásico cuento de O. Henry, el regalo de los reyes narra la historia de Jim y Delia, un matrimonio que atravesaba problemas financieros, La Navidad se acercaba y querían hacerse regalos especiales, pero a falta de dinero los llevó a tomar medidas drásticas, El bien más preciado de Jim era un reloj de oro, y el de Delia, su cabello largo y hermoso. Entonces,Jim vendió su reloj para comprarle unas peinetas a su esposa, mientras que ella vendió su cabello y compró una cadena para el reloj de su marido, Merecidamente, esta historia se ha vuelto muy preciada, ya que señala que la esencia y la medida del amor verdadero es el sacrificio, Este concepto se aplica particularmente a la Navidad, porque el sacrificio es la clave de la historia del nacimiento de Cristo: nació para morir, y para morir por nosotros. Por eso, el ángel dijo a José: «

-llamarás su nombre Jesús , porque él salvará a su pueblo de sus pecados» (MATE01:21).

Mucho antes de que Jesús naciera, se había determinado que viniera a rescatarnos del pecado en que habíamos caído.

Así que, jamás podremos apreciar en plenitud el pesebre a menos que lo veamos a la sombra de la cruz.

La Navidad se trata del amor de Cristo, el cual destella con total intensidad en su sacrificio por nosotros.

¿Cómo agradecerás el amor de Dios?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s